Martes 20 de febrero de 2024 | Año XIV Nro. 4983
Grupo provincia

COOP. AGUA POTABLE 2023

MUNICIPALIDAD HIPOLITO  YRIGOYEN
ARBA NOVIEMBRE 23

EDEN

la bancaria
 
 

Calor mortal: medidas para evitar el estrés térmico en el ganado vacuno

02-02-2024 13:03 | 

Las altas temperaturas también afectan a los animales. En el caso puntual del ganado bovino hay miles en riesgo en nuestro país por el sofocante calor reinante. El termómetro explotado lleva además a que el agua de lluvia almacenada en tanques y otros recipientes de donde beben los vacunos cambie su composición química, se contamine y hasta tenga consecuencias mortales. Según información a la que accedió Hendersonline, por estas horas se analizan en laboratorio si esto último fue lo que ocasionó días atrás la mortandad de veinte vacas propiedad de un productor de Hipólito Yrigoyen en un campo del partido de Bolívar. Compartimos recomendaciones del Senasa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ante la época de altas temperaturas, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recomienda a todos los productores agropecuarios del país adoptar medidas preventivas para minimizar los efectos del estrés calórico en los animales.


El estrés es una respuesta adaptativa, que permite a los animales hacer frente a los desafíos ambientales, entre ellos los cambios de temperatura. Cuando se superan las condiciones óptimas, el cuerpo intenta adaptarse a la nueva situación ambiental. Sin embargo, a temperaturas ambientales más altas, los mecanismos de adaptación no logran eliminar el exceso de calor generado.

Se denomina estrés calórico al conjunto de cambios fisiológicos y comportamentales que se desencadenan en los animales cuando son sometidos a condiciones ambientales que superan su temperatura de confort o zona termoneutral y son incapaces de regular su temperatura interna.

Ante esta situación los animales tienden a:
 

  • Reducir la actividad física.
  • Aumentar la frecuencia respiratoria.
  • Reducir el consumo de alimento.
  • Aumentar el consumo de agua.
  • Buscar sombra.
  • Aumentar el jadeo y la salivación.

    Además de su impacto negativo para el bienestar animal, el estrés por calor puede producir:

 

  • Disminución en el consumo de alimento y la eficiencia alimenticia.
  • Pérdida de peso y de condición corporal.
  • Deterioro del desempeño y los índices zreproductivos.
  • Aumento del riesgo de enfermedades.
  • Incremento de la tasa de mortalidad.


Factores propios del animal –tales como edad, color y largo del pelo– influyen en la susceptibilidad al estrés calórico. El Senasa recuerda que los animales más perjudicados son los que acumulan más nivel de grasa corporal y que los animales de pelaje negro y en etapas de terminación son los más propensos.

El tipo de alimentación también se relaciona con el riesgo de golpe de calor. El pastoreo de pasturas tóxicas como festucas u otras infectadas por hongos productores de ergoalcaloides, así como la administración de raciones hipercalóricas, incrementan el riesgo.

En bovinos de carne, proveer espacios de sombra suficientes para todos los bovinos. La sombra de árboles es una de las más efectivas, ya que no solo disminuye la radiación, sino que produce menor temperatura del aire por la evaporación desde las hojas. Cuando la provisión de sombra sea artificial, debe permitir el movimiento de aire por debajo (a una altura de entre 3 y 4 m). Cada animal debe disponer de espacio suficiente (de 2 a 4 m²) para evitar el hacinamiento.

Proporcionar agua fresca, limpia y abundante. Considerar que un bovino adulto consume diariamente el 7% de su peso vivo en agua. Realizar un análisis del agua para determinar las concentraciones de sales y prevenir el rechazo de su consumo.

Los bebederos deben estar accesibles y cerca de los animales. Controlar el caudal y la presión en períodos de extremo calor y asegure espacio suficiente en los bebederos. El consumo abrupto de agua, luego de períodos de privación, puede desencadenar un cuadro de intoxicación con signos nerviosos.

Evitar manejos estresantes. Cuando no sea posible, arrear de manera tranquila, respetando el paso de los animales. Realizar los encierres y trabajos en manga a primera hora de la mañana o última hora de la tarde-noche. Brindar agua y alguna fuente de alimento en los corrales donde permanezcan los animales. Consultar el pronóstico del tiempo antes de programar los manejos de la hacienda. Planificar todas las tareas y preparar los materiales necesarios para minimizar su permanencia en mangas y corrales.

Adecuar la alimentación. Es conveniente conocer el nivel de infección con hongos productores de ergoalcaloides presente en las pasturas. En el engorde a corral, administrar entre el 30 y 40% de la ración por la mañana y el resto por la tarde; e incremente el porcentaje de fibra en la dieta.

Refrescar la hacienda cuando se prevean temperaturas elevadas. Bien temprano a la mañana o durante la noche, utilizando un caudal suficiente para penetrar el pelo. Si se los moja en horas de mucho calor y de manera insuficiente, puede ser contraproducente. También se puede mojar el suelo de los corrales, sin embarrarlos, para minimizar la radiación indirecta.

Contemplar estas medidas contribuirá en mejorar el bienestar animal y redundará en beneficios para los diferentes actores de las cadenas pecuarias.

Ante cualquier duda, consultar al veterinario del establecimiento.

Cumplir con el bienestar animal es una ventaja para todas las especies.

 
Cooperativa El Progreso SOLER Super Santa Teresita hcnet

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Morada-IT : Diseño y Desarrollo Web
(C) Copyright 2010 - Todos los derechos reservados - Registro DNDA: RL-2022-51660372-APN-DNDA#MJ 
Domicilio legal: Calle 37 Nro. 479, La Plata, Pcia. de Buenos Aires
Correo electrónico: info@hendersonline.com.ar